Personal de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, dependiente del Ministerio de Producción, acompañado por efectivos de Infantería de Policía de la provincia dieron un duro golpe a una banda dedicada a la faena clandestina de vacunos y equinos, la que tenía base en la ciudad de Fernández desde donde hacía la distribución de carne a establecimientos comerciales de toda la zona y también de la provincia de Córdoba.

Con suficientes pruebas respaldatorias y las órdenes judiciales correspondientes se realizaron allanamientos en dos propiedades pertenecientes a una familia de apellido Pallares, donde se secuestró gran cantidad de carne y materiales de refrigeración e instrumentos para faena, por un valor aproximado de $ 50 millones.

Tras varios días de investigación sobre esta actividad en la ciudad cabecera del departamento Robles, se llevó a cabo en primera instancia un operativo en un domicilio ubicado en calle Sargento Cabral intersección Los Inmigrantes, donde intervinieron 16 efectivos policiales y agentes del organismo de control, quienes encontraron en el lugar dos cámaras frigoríficas y elementos para la manipulación, desposte y acondicionamiento de la carne proveniente de la faena clandestina, tanto vacuna como equina.

Se pudo comprobar que los productos eran distribuidos en carnicerías de Fernández, Brea Pozo y Forres. Además de cortes congelados que eran empaquetados y repartidos en cajones para luego ser enviados a distintas ciudades de Córdoba.

En el primer allanamiento sólo se encontraron vestigios de esta actividad delictiva, motivo por el cual se avanzó con el operativo que derivó en un segundo procedimiento. Esta vez la comisión se trasladó al paraje El Quemado, ubicado en cercanías de Fernández, donde se encontraron aproximadamente 4.000 kg de carne que estaban distribuidos en frezzer, tachos y bolsas.

Esta meticulosa tarea de investigación permitió desarticular una banda que contaba con cámaras frigoríficas, balanzas, cuchillos, gancheras, tableros eléctricos, freezer y demás material usado para estas actividades.

Estas acciones de la Dirección de Agricultura y Ganadería -organismo de aplicación de la Ley Federal de Carnes y Ley Provincial N° 5893/92- tienen como objetivo combatir el abigeato, además de preservar la salud pública por medio de la comercialización segura de productos sanos e higiénicos que no pongan en riesgo a los consumidores.

Por este motivo, se apela a la colaboración de la población que puede aportar información o radicar denuncias en las oficinas del programa Procarne, en el área de Fiscalización de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, ubicadas en el 8° piso de la Torre Andes del Complejo Manuel Belgrano, sito en Av. Belgrano Norte y calle Andes, o bien a través del correo digital [email protected].

SDE